10 Ideas para utilizar los taquitos de jamón ibérico

jamon taquito001

Los jamones ibéricos de esta navidad están empezando a quedarse en los huesos y llega un momento en el que no podemos lonchearlas más y tenemos que sacar taquitos. Es un aperitivo delicioso por sí solo, pero también nos pueden servir para cocinar o añadirlos a platos para enriquecerlos. Aquí os damos nuevas ideas para utilizar los taquitos de jamón, que también son buenísimos:

1) Se pueden añadir al salmorejo, junto a un poco de huevo y también al consomé. Los taquitos de jamón ibérico también sirven para los platos de cuchara enriqueciéndolos muchísimo además de aportale ese toque de textura diferente.

2) Para hacer croquetas. Las croquetas pueden ser de muchas cosas, e incluso de varias combinaciones: carne, huevo, chorizo, pescado, verdura… Pero está claro que las croquetas de jamón están buenísimas y son las más populares. Y es que tienen ese toque especial que les da el jamón ibérico.

3) Guisantes con jamón. Se trata de una receta muy saludable y con un par de huevos fritos conseguimos un plato completo, buenísimo y fácil de hacer.

4) Para tortillas. Los taquitos son muy versátiles como estamos viendo y también sirven para hacer tortillas. En España somos muy dados a las tortillas de patatas, si bien es cierto que en ocasiones podemos añadir otros ingredientes que le den otro tipo de sabores interesantes. Por ejemplo, una tortilla con patatas, pimientos verdes y taquitos de jamón ibérico queda buenísima.

5) Pizzas. Este plato italiano que tanto le gusta a los pequeños y a los mayores. En una pizza podemos combinar mil y un sabores, y por supuesto, el jamón serrano debe ser uno de los protagonistas. Mozarella y jamón serrano puede ser una buena combinación por sí sola, aunque si añadimos huevo, champiñones o incluso piñones, resulta una delicia de bocado.

6) Quichés. Las quichés son fáciles de hacer, y aunque en la mayoría de los casos se opta por el jamón cocido o el bacon, también queda muy buena con taquitos de jamón ibérico. Eso sí, debemos tener cuidado a la hora de echarle la sal a la mezcla, ya que el jamón ya es un poco salado de por sí.

7) Pasta. La pasta va bien con casi todo, ¿verdad? Pues el jamón ibérico no iba a ser menos. Ambos ingredientes son muy versátiles y ofrecen una gran cantidad de posibilidades. Por ejemplo, un plato con el que nunca falla es uno de pasta al pesto con nueces y jamón serrano. Una sinfonía de sabores con un toque especial.

8) Arroz. El arroz, al igual que la pasta también nos ofrece muchas combinaciones posibles. Por eso vamos a ir por lo más sencillo: arroz blanco rehogado con un poco de aceite de oliva y taquitos de jamón ibérico con dos huevos fritos. Ya sólo te faltará la barra de pan para chuparte los dedos.

9) Patatas. De todas las formas que se te ocurran: patatas fritas al horno con un poco de queso y jamón ibérico, rellenas y con taquitos de jamón dentro… Hay muchísimas maneras de combinar las patatas y el jamón ibérico. Y a nosotros nos gustan todas.

10) Ensaladas. En combinación con quesos como el de cabra y lechuga con un poco de aceite de oliva conseguimos un primer plato fresco para el verano y buenísimo. También podemos añadir taquitos de jamón a una ensaladilla rusa tradicional, que le da un sabor especial… ¡Seguro que no lo habías probado antes!

 

No Comments Yet.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *