¿Cómo preparar una tabla de ibéricos perfecta?

Cuando tenemos invitados en casa o, simplemente, queremos sorprender, preparamos un picoteo que normalmente tienen como base los embutidos ibéricos y el jamón. Como en otras ocasiones ya os hemos hablado de cómo cortar y presentar el jamón, hoy os contamos cómo preparar una perfecta tabla de ibéricos, tanto en presentación como en variedad.

En una tabla de ibéricos podemos agrupar diferentes embutidos: desde el mejor jamón ibérico pasando por chorizo o fuet hasta grandes productos como la butifarra, la morcilla ibérica o incluso los chicharrones.

¿Cómo montar nuestra tabla de ibéricos?

Una vez elegidos los ingredientes, lo primero que necesitamos para empezar es una tabla de madera o de pizarra, según nos guste. Para unas prisas, puede valer un plato, pero si una tabla da un toque de presentación más cuidado, original y a la vez rústico o moderno (dependiendo del tipo de tabla). Además, las tablas suelen ser más grandes y tienen más espacio en caso de que sea una tabla para compartir entre varias personas.

Existen varios tipos de tablas según lo que vayamos a servir: tablas sencillas donde sólo ponemos un ibérico, o combinadas, con varios tipos de embutidos. Además, también podemos completar la presentación de los embutidos con foie, queso o frutas y acompañarlos con tostas o picos.

Estas últimas suelen tener bastante éxito, aunque en general, los embutidos ibéricos no necesitan acompañamiento porque están buenísimos por sí solos.

TABLAS DE IBÉRICOS CON FOIE. El foie es un alimento que combina a la perfección con los productos ibéricos. Su combinación ofrece unos entrantes exquisitos, sólo mejorables con una buena copa de vino tinto.

TABLAS DE IBÉRICOS CON QUESO. Normalmente, la elección de los quesos que acompañan a los ibéricos es una cuestión personal, aunque una de las elecciones más acertadas son los quesos curados, que combinan perfectamente.

TABLAS DE IBÉRICOS CON FRUTA. Este tipo de tabla es menos convencional, por lo que ofrecérsela a los invitados puede ser todo un punto extra de originalidad. Al igual que el jamón y el melón combinan fenomenal, acompañar nuestros ibéricos con higos o uvas puede ser todo un acierto. Como consejo, es mejor que éstos se pongan en un recipiente aparte, de manera que si están mojados o desprenden algún tipo de jugo, no estropee la textura de nuestras lonchas de ibérico.

TABLAS SOLO IBÉRICAS. Para las tablas de ibéricos sencillas o en las que combinamos varios embutidos (los que queramos), es conveniente poner algunas tostas, picos o incluso regañás. Gracias a estos crujientes bocados, fijamos y prolongamos el sabor de los ibéricos en el paladar, creando una sensación buenísima.

Encuentra a tu aliado en Montesierra

Para presentar en tu mesa la tabla de ibéricos perfecta, lo mejor es la calidad de los productos que sirvas. Por eso, Montesierra te ofrece diferentes lotes ibéricos que son perfectos para sorprender a tus invitados siempre que quieras.

Lotes Ibéricos Montesierra

Algunos de los lotes con ibéricos variados de Montesierra. Si quieres descubrir sus características, precios o encontrar otros distintos, haz clic en la imagen

¿Te animas a preparar una tabla de ibéricos la próxima vez que tengas invitados en casa? Además, por supuesto en Montesierra también puedes comprar las piezas y lonchearlas en casa, o puedes pedirnos que lo hagamos por tí.

Además, también tienes disponibles nuestros fantásticos sobres de loncheados, listos para servir. Una idea rápida y con la que aciertas seguro. ¡Esperamos que te hayan gustado nuestras sugerencias!

 

0 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *