¿Cuál es el mejor pan para acompañar al jamón ibérico?

El jamón ibérico es uno de esos tesoros gastronómicos que todos adoran y que cada uno toma a su forma y gusto. El jamón se abre a muchísimos acompañamientos diferentes, combinaciones, presentaciones maridajes y mucho más.

Hoy hablamos de uno de sus acompañamientos más populares en cualquier lugar: el pan y los picos, ¿cuáles creéis que son los mejores amigos del jamón ibérico Montesierra?

¿Qué panes es mejor evitar?

Lo que sí está claro es que los panes con sabores que puedan alterar la esencia del jamón ibérico. Por ejemplo, los panecillos de frutos secos o frutas del bosque no son recomendables. Además, aquellos que tienen especias como el romero también es mejor no mezclarlos con el jamón ibérico, ya que este tipo de panes alteran sus matices y su pureza.

¿Qué panes se recomiendan para el jamón ibérico?

El acompañamiento número uno de la loncha de jamón ibérico perfecto es el pico, ¿quién no se siente atraído por un buen plato de jamón con picos? Se trata de una combinación exquisita debido a su convergencia entre la suavidad de las lonchas y el toque crujiente del pico en sí. Una variante interesante también es el grissini italiano, que es más largo y suave que los picos de viena españoles. Eso sí, siempre sin aderezos.

Otros pan recomendado para tomar el jamón ibérico pueden ser la baguette francesa, muy crujiente por fuera y tierna por dentro. Además su sabor el suave, para una perfecta consonancia con nuestro embutido patrio. Lo recomendamos sobre todo en el caso de bocadillos ya sean para pequeños o mayores: ¡quedan buenísimos!

Hogaza de pan de pueblo y jamón Ibérico Montesierrra

Por otro lado, las hogazas de pueblo son menos suaves que las baguettes, lo que las hace perfectas para hacer tostas grandes de jamón ibérico. Éstas pueden acompañarse incluso con un poco de aceite de oliva e incluso tomate natural. Una mezcla perfecta tanto para tapear como para desayunar. ¿Te lo apuntas?

Seguro que alguna vez has probado las combinaciones que te proponemos pero, ¿has probado alguna vez el jamón ibérico con pan de cristal? Este tipo de pan es un pan que posee una corteza muy muy delgada pero muy crujiente. Su miga está llena de alveolos de aire por lo que es ligerísima. Esa suavidad combina a la perfección con el jamón ibérico que en el paladar se deleita con los sutiles toques crujientes de este tipo de pan.

Por último, el pan de mollete (más concretamente el mollete de Antequera) es una opción muy interesante para el jamón ibérico. En Andalucía es costumbre desayunar un mollete calentito relleno de jamón ibérico con un café o un zumo de naranja. Se trata de una combinación fantástica que encanta a todo el que lo prueba.

¿Hay alguna combinación que te haya sorprendido? Tienes alguna sugerencia que te gustaría compartir, ¡no dudes en dejarnos un comentario!

No Comments Yet.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *