¿Cuál es la diferencia entre el jamón ibérico loncheado a mano y el cortado a cuchillo?

El jamón ibérico es uno de los productos más mimosos de la gastronomía española. Necesita unas condiciones de conservación, así como de corte y presentación para que podamos disfrutarlo con toda su textura, sabor y aroma. ¿A que ya habías pensado que el jamón cortado a máquina tiene muchas diferencias con el loncheado a cuchillo?

Estas diferencias se producen porque según cortemos el jamón ibérico de una forma u otra sus características morfológicas y biológicas cambian dependiendo de cómo lo tratemos. Es cierto que muchas personas se decantan por comprar los sobres de jamón loncheado a máquina, donde vemos que las lonchas son todas de igual tamaño y forma. Sin embargo, también existe la opción de comprar jamón loncheado a cuchillo o las piezas de jamón enteras para cortarlos en casa que respetan más las sutilezas propias del producto.

Jamón loncheado en máquina

Jamón ibérico Montesierra cortado a máquina

Omar Omar / photo on flickr

Una de las principales ventajas del corte del jamón ibérico a máquina es que es muy regular y conseguimos un efecto estético en el que todas las lonchas son iguales o parecidas. De esta manera, son perfectas para realizar muchas presentaciones diferentes. Además, es una de las mejores opciones para bocadillos y desayunos.

Otra de las ventajas de cortar el jamón a máquina, es que no hace falta ningún tipo de experiencia previa. Simplemente con una máquina adecuada es posible conseguir fantásticos platos de jamón en segundos: es más rápido y cómodo. De esta forma, existen piezas de jamón de gran calidad preparadas para el corte de esta forma, como por ejemplo las cuñas de jamón ibérico de cebo y de bellota que ofrece Montesierra.

Sin embargo, para realizar cortes de jamón ibérico a máquina hay que tener cierto cuidado. Los jamones ibéricos se forman siguiendo unas fibras que van en la misma dirección y siempre debe ser cortado siguiéndolas. Esto siempre se respeta cuando cortamos los jamones a cuchillo, aunque a máquina a veces se hace en contra de la veta, lo que modifica el sabor y la suavidad en la textura del jamón. Por eso hay que tener cuidado de cómo hacerlo.

Para no fallar, siempre puedes adquirir los sobres de loncheado de Jamón Ibérico o Paleta iberca de Montesierra. Se trata de un formato muy fácil, delicioso y que se conserva durante mucho tiempo en perfectas condiciones.

Jamón Ibérico de Cebo Montesierra

Pincha en la imagen para ver toda la variedad de loncheados de Montesierra

Jamón loncheado a mano (a cuchillo)

Jamón Montesierra

El jamón ibérico que se lonchea a cuchillo forma parte de uno de los rituales más populares de la gastronomía mediterránea.

De esta forma, el corte a mano puede resultar algo más irregular dotando a cada loncha de una personalidad y un matiz único. Además, el cuchillo respeta todas y cada una de las características tanto de textura como de sabor que tiene el jamón ibérico debido a que el corte en sí se produce de una forma mucho más pausada, en la que el corte y las roturas de las fibras se realiza de una forma mucho más jugosa y aromática.

Si bien es cierto, en la actualidad el jamón ibérico loncheado a cuchillo también se puede obtener recién cortado para consumir en el momento o envasado al vacío, donde conserva todas sus características. En Montesierra, encuentras el tipo de loncheado a cuchillo que más te guste: en bandejas recién cortado en tienda bajo pedido o también al vacío.

Jamón Ibérico de bellota cortado a cuchillo

Jamón de bellota 100% Ibérico cortado a cuchillo y presentado al vacío

Es fácil encontrar diferentes cortes de jamones y paletas ibéricas al gusto del consumidor. Por eso, lo importante es decidir qué tipo de jamón y corte vamos a elegir según nuestro gusto o necesidades: ¿tú por cuál te decantas?

Posted in Curiosidades and tagged , , , .