Jamón ibérico con frutas: el piscolavis perfecto para el calor

Pinterest

Ya la fotografía lo dice todo: melón con jamón. Todo el mundo ha probado alguna vez esta combinación de verano súper sabrosa y nutritiva en todas sus variantes: melón en trocitos o bolitas con una loncha de jamón ibérico, crema de melón con taquitos de jamón o con crujientes de jamón, makis japoneses de melón con jamón… Una infinidad de posibilidades para esa pareja salado-dulce que tanto suele gustar.

Pues bien, hoy desde Montesierra queremos mostraros que las posibilidades de la pareja jamón ibérico y fruta van mucho más allá del melón y que al fin y al cabo el único límite que encontamos es el de la imaginación. No te cortes y experimenta con todo. Vamos a enseñarte algunos ejemplos para que veas, lo vistoso que queda en una reunión con invitados o como tentempié en una barbacoa perfecta.

1.- Los higos con jamón son un toque ideal para cualquier reunión. Además, se hacen en caliente, con lo cual son un entrante perfecto tanto para verano como para invierno. Y en caso de que no sea temporada, siempre puedes conseguirlos en lata o secos, que también combinan muy bien con el sabor del jamón ibérico.

Como consejo especial, también se les puede añadir un poco de queso al interior del higo para crear una verdadera sinfonía de sabor. Pero eso como siempre, ya va a gusto del consumidor.

Pinterest

2.- Peras con jamón. Esta vez en frío y todo en crudo. La jugosidad de las peras fortalecerán el jamón ibérico en un entrante perfecto, refrescante y muy hidratante. ¿Quieres hacerlo aún más especial? Pues para un toque personal añade una ramita de hierbabuena o de menta y un toquecito de crema de queso azul. ¡Seguro que no habías visto nada igual!

Pinterest

3.- ¿Quién dijo miedo? Sandía con jamón ibérico. Se montan rápido y son facilísimos de hacer. Y ya, si encima tienes tu jamón ibérico loncheado de Montesierra, más aún. Si te animas, añade una finísima loncha de queso manchego para que el jamón no esté en contacto con la sandía, y así no se moje. Para finalizar, un chorrito de aceite de oliva virgen y un toquecito de pimienta. Facil, rápido y sorprendente.

Pinterest

¡Pero eso no es todo! Si crees que una sola fruta es poco para sorprender en casa, puedes montar una brochetas de diferentes sabores con el mejor jamón ibérico. Además, de melón, pera o sandía puedes probar con melocotón, piña y mil combinaciones más. Todas tendrán un aspecto fantástico y una textura y sabor aún mejores. Ya nos contaréis qué tal han ido los experimentos.

Fotografía principal: rofi via Visual Hunt / CC BY-NC-SA. Otras: Pinterest.

0 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *