Jamón Ibérico: Propiedades nutricionales

Plato de jamón

Es conocido por todos que la dieta mediterránea es una de las más saludables del mundo, sino la que más. Y no sólo por nuestros pescados, frutas y verduras… Tenemos un gran tesoro en nuestras casas y muchas veces no le damos el lugar que se merece. Es el momento de preguntarse entonces: ¿Y cuál es la estrella sin ninguna duda de la dieta mediterránea? Y la respuesta es el jamón, y por extensión, todos los productos que provienen de nuestro cerdo ibérico. Por ello, hoy vamos a hablar de sus propiedades nutricionales .

El jamón ibérico contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales saludables para nuestro organismo: hierro, zinc, fósforo, calcio, magnesio, vitamina B1, B2, B3 y B6 y otras vitaminas del grupo D. Además, el jamón ibérico de bellota es un alimento bajo en calorías y con un gran rico aporte de vitaminas, además de contener un 50% más de proteínas que las carnes frescas. El jamón ibérico tiene propiedades pareceidas a las del aceite de oliva ya que casi la mitad de sus grasas son insaturadas, lo que quiere decir que son saludables y nos aportan energía y crean nuevas estructuras celulares, además de dar mucho más sabor y olor a los alimentos.

Por otro lado, no debemos olvidar que el jamón ibérico se cura de manera natural, y no necesita ningún colorante, conservante o producto químico dañino para la salud, por lo que es muy disgestivo y muy sano.

El jamón y el desayuno 

El jamón es antioxidante y tiene un alto contenido en vitamina E. Si lo tomamos junto al tomate dobla sus efectos beneficiosos. Por ello, si por la mañana desayunamos una tostada con aceite de oliva, tomate (natural o triturado) y jamón, estaremos dando a nuestro cuerpo todas las armas que necesita para afrontar la mañana, con los hidratos de carbono necesarios y la energía y buenas propiedades del jamón y el aceite de oliva virgen. 

Si además, lo acompañamos de un poco de fruta y algún lácteo (café, un yogur, un vaso de leche…) se completa nutricionalmente y estamos cubiertos para afrontar todo lo que se nos venga por delante. Y es que al fin y al cabo, el jamón es un buen compañero a la hora de desayunar, de comer, de merendar o de cenar. ¡No importa la ocasión!

Sus buenas propierdades para controlar el  colesterol 

El jamón es un as en la manga a la hora de luchar contra el colesterol. ¿Por qué? Porque tiene buen nivel de ácido oléico y gracias a ello, nos ayuda a controlar tanto el colesterol bueno como el malo. Además, por ejemplo, si el consumo máximo de colesterol son 300 miligramos al día, un plato de jamón de 100 gramos tiene sólo 70. Una maravilla ibérica que encima nos sienta bien.

¿Quieres saber exactamente de qué cantidades estamos hablando? Hazte una idea:

CONTENIDO NUTRICIONAL (Por cada 100 grs de Jamón Ibérico de Bellota):

  • Agua: 57,5 grs.
  • Proteína: 28,5 grs.
  • Grasa: 14,5 grs.
  • Hidratos de Carbono: 0 grs.
  • Azúcar: O grs.
  • Fibra: 0 grs.
  • Valor Calórico: 242 kcal.
  • Sodio: 2695 mg
  • Potasio: 510 mg

 

 

2 Comments
  • decoracion chimeneas
    junio 29, 2014

    Bienvenida! ʏ agradecido!

    He de subrayar que tu еntrada en el аrtiϲle me ha sido siceramente eficɑz!

  • Moniberic
    mayo 17, 2018

    Un artículo muy interesante.
    Felicidades Montesierra

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *