La carne fresca de cerdo ibérico: un tesoro gastronómico

Cuando hablamos de cerdo ibérico, generalmente lo que se nos viene a la cabeza es más bien el jamón, las paletas, el chorizo o el lomo. Pero más allá de los productos curados ibéricos, existe una gran selección de carnes ibéricas frescas de excelente calidad para cocinar todo tipo de platos sabrosos y saludables. Se trata de carnes nobles que no necesitan prácticamente ningún aderezo para alzanzar la cima gastronómica.

La carne de cerdo ibérico: algo diferente

La carne de cerdo ibérico es una carne especialmente sabrosa que poco o nada tiene que ver con la carne de otros tipos de cerdo. Su característica más especial es la formación de vetas de grasa intramusculares que dotan a la carne de un especial sabor y jugosidad.

Además, en comparación con la carne fresca de cerdo blanco, la carne de cerdo ibérico es más oscura debido a sus tonos rojizos, encontrando el contraste con las finísimas vetas de grasa blanca. Si eres una de esas personas que nunca ha probado la carne freca ibérica, quizá puedas encontrar un ejemplo comparable en el jamón o el lomo, donde también se encuentran las codiciadas vetas intramusculares que hacen del producto ibérico, un manjar de excelencia por su aroma, textura sabor y demás características.

Corte de carne fresca ibérica de Bellota Montesierra

Corte de carne fresca ibérica de Bellota Montesierra

Pero la carne de cerdo ibérico no sólo es más sabrosa, sino que también es muy saludable. Al contrario de lo que se pudiera pensar a priori, la carne ibérica poseen excelentes propiedades nutricionales ya que posee ácidos grasos beneficiosos para el sistema cadiovascular y presenta unos niveles inferiores de grasas saturadas que otras carnes del mercado.

Los cortes de carne de cerdo ibérico más populares 

El refrán dice que “del cerdo se aprovechan hasta los andares”. Se trata de un dicho popular que se traduce en el aprovechamiento integral del cerdo, de forma que cada parte tiene una función diferente.

Sin embargo, hay algunos cortes de carne de cerdo ibérico que son más populares que otros, como por ejemplo el solomillo, el secreto, la presa o la pluma ibérica, perfectos para elaborar a la plancha o a la brasa sin necesidad de añadir ingredientes adicionales.

En concreto, la presa ibérica es el corte que posee más veta de grasa, por ello se encuentra el top de las piezas más codiciadas en cuanto a carne de cerdo ibérico se refiere. La presa ibérica es la parte del cerdo ibérico que se encuentra en la parte posterior de la panceta, por lo que se trata de una carne tierna, sabrosa y muy jugosa apreciada por los paladares más gourmet.

La campaña de bellota: el momento ideal para una carne ibérica de calidad sobresaliente

La carne ibérica es una carne sabrosa y saludable, pero que se es aún mejor durante los meses de invierno (noviembre-marzo) ya que es el momento en el que se producen las matanzas de los cerdos ibéricos de bellota.

De esta forma, toda la carne que procede de estos cerdos es aún de más calidad ya que procede de cerdos que se han alimentado con pastos naturales y bellotas, y gracias al ejercicio que hacen en la montanera, la composición de la carne fresca y sus vetas es aún mejor.

En Montesierra disponemos de la mejor carne ibérica de bellota en nuestros puntos de venta y además, si prefieres que la cocinemos por tí, en nuestro mesón Quince Arrobas de Jerez de la Frontera podrás probar una gran selección de platos y elaboraciones ibéricas de todo tipo: ¿te animas a probar la carne de cerdo ibérico? ¡Querrás repetir una y otra vez!

Carne Ibérica a la brasa en Quince Arrobas (Jerez de la Frontera)

1 Comment
  • Ivan
    agosto 25, 2017

    Hola buenas tardes ,estoy interesado en carne de jamón ibérico fresco y un jamón curado

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *