Las partes del cerdo y cómo cocinarlas (Infografía)

En Montesierra nos empeñamos en que sepas todo lo que puedas sobre el cerdo ibérico y de nuestros productos, para que así puedas entender un poco más sobre aquellas cosas que coméis tu familia y tí. Hoy os traemos un monográfico sobre cada una de las partes del cerdo. Ya se sabe, como dice el refrán “del cerdo se aprovechan hasta los andares”. Y para aclararos, os hemos dejado una estupenda infografía.

Cada parte del cerdo, es adecuada para cocinarla de una forma u otra. Por ejemplo, la aguja es perfecta para el horno o para cortarla en chuletas. Por su parte, la presa ibérica es mucho más popular y sirve para cocinarla a la plancha como para acompañarla de salsas. Por ejemplo, una sugerencia de Montesierra es la presa ibérica de bellota con reducción de moscatel y queso viejo, que es un plato realmente especial.

Lomo de cerdo ibérico

Lomo ibérico Bellota Montesierra

El lomo de cerdo es muy conocido por todos, aunque el lomo de cerdo ibérico es muy especial. Normalmente acostumbramos a consumir el de cerdo blanco, pero el sabor de la carne de cerdo ibérico es mucho más sabrosa, tierna y saludable, gracias a las vetas características de este tipo de animal.

Costillas de cerdo ibérico y otros cortes

2Por su parte, las costillas son una de las partes más conocidas del cerdo, y se pueden cocinar tanto a la parrilla como fritas, en salsa o guiso. Es un tipo de carne que ofrece muchísimas posibilidades. Además, muy cerquita de las costillas encontramos también  el lagarto ibérico, al que ya le dedicamos un post en otra ocasión (si quieres verlo, pincha aquí).

Otros de los cortes más famosos son el secreto y la pluma, ambos exquisitos, perfectos para hacerlos a la plancha y disfrutar de todo su sabor al natural.

Por último, no podemos olvidarnos de la carrillera (también conocida como carrillada) que es perfecta para hacerla en salsa. Es tierna, y si está bien hecha se deshace en la boca.

Jamones y paletas ibéricas

Jamón Ibérico de Cebo

Por supuesto, los jamones y las paletas de los cerdos ibéricos son los más sabrosos para curarlos, por ello Montesierra dedica gran parte de su esfuerzo y cariño a ello. ¿A que no te sorprende?

Aprender a cocinar la carne de cerdo es más fácil de lo que parece: simplemente hay que saber tratar a cada corte de una manera adecuada. Si quieres más información, puedes dejar tus comentarios aquí o preguntarles a nuestros especialistas cuando acudas a comprar, ellos te ayudarán.

0 Comments

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *