Recetas de cerdo tradicionales: carrillada ibérica en salsa

La carrillada ibérica en salsa es una receta muy famosa y que suele gustar a todos. Se trata de una carne sabrosa y tierna, muy fácil de comer y que queda perfecta acompañada de verduras y patatas fritas. Como no podía ser de otra manera, Montesierra hace gala de su compromiso con la tradición, y hoy os dejamos la receta de la carrillada ibérica “de la abuela”. ¡Esperamos que disfrutéis!

INGREDIENTES

1 kilo de carrillada de cerdo ibérico Montesierra

1 cebolla

1 puerro

Dos zanahorias

Medio pimiento verde

Medio vaso de tomate natural triturado

1 ajo

Un vaso de vino blanco

Pimienta, clavo, sal y aceite de oliva virgen extra

¿Cómo se hace la carrillada ibérica Montesierra?

Para preparar la carillada ibérica en olla rápida, lo primero que debemos hacer es preparar todos los ingredientes. Para ello, cortaremos en juliana la cebolla, el ajo y el pimiento, dejando en rodajas muy finitas el puerro y la zanahoria. Reservamos unos minutos y procedemos a preparar la carne.

En un plato o fuente, vamos a poner los trozos de carrillada. Si vemos que tiene algún trozo de grasa que le queramos quitar, ahora es el momento. Luego, salpimentamos bien y cortamos en trozos de tres o cuatro centímetros.

En la olla, ponemos tres cucharadas de aceite de oliva, ponemos el clavo. Luego, anadimos los trozos de carne y los freímos bien dejando que se doren un poco. Una vez sellados por fuera, añadimos las verduras y el tomate a la carne, y removemos hasta que éstas se pochen.

Una vez pochadas las verduras, añadimos el vino blanco y cerramos la olla. La posicionamos al máximo y dejamos que se cocine durante 30 minutos. No olvides que una vez que el pitorro de la olla haya llegado al tope debemos bajar el fuego para no tener ningun percance.

Una vez haya pasado el tiempo y hayamos abierto la olla con precaución, la carrillada se puede servir o si lo preferimos, podemos apartar la carne y pasar la salsa por el pasapurés, de manera que quede más fina y homogénea. En cualquiera de los dos casos, la guarnición perfecta son patatas fritas, ya sean en bastones o en cuadraditos.

 Imagen: Amaya Rodrigo | Flickr

1 Comment
  • jamoncito rico
    julio 31, 2015

    Que buena pinta tiene! Además seguro que esa vaso de vino blanca le da un toque especial al plato.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *