Consejos para cocinar la carne de cerdo y que quede siempre jugosa

Muchas veces, a la hora de cocinar carne de cerdo no sabemos darle el punto adecuado y por eso nos queda seca y elástica. La carne de cerdo es muy fácil de cocinar, para conseguir que quede en su punto justo vamos a daros algunos consejos muy prácticos.

1) Cuidado con la temperatura de la sartén. Por ejemplo, si queremos freír una chuleta no debemos ponerla al máximo. Es mejor freírla a fuego medio, para que no se seque ni se queme.

2) Un truco perfecto para que la carne quede jugosa y tierna es marinarla con un poco de aceite de oliva y unas ramitas de romero o tomillo. En una olla o sartén muy grande, introducimos el aceite con las especias y lo ponemos a 65 grados. Luego, introducimos los trozos de lomo de cerdo y dejamos que se hagan poco a poco durante una media hora. Luego, los secamos con papel y los marcamos en una sartén a fuego muy fuerte.

De esta manera, los filetes de lomo de cerdo quedan exquisitos, blandos y jugosos.

Filetes Ibéricos Montesierra

Carne de cerdo ibérico Montesierra

3) Si no queremos freírla y no tenemos tanto tiempo para marinarla, otra forma de comer la carne de cerdo y que quede perfecta es rebozándola. Para que quede tierna y jugosa, una vez sazonada, lo que debemos hacer es pasarla por harina, luego por huevo y luego por pan rallado para freírla con aceite caliente al final.

La película que crea la harina y el huevo mantiene los jugos de la carne dentro, de manera que no se escapan a la hora de freírla y queda mucho más tierna.

4) Para cocinar carne de cerdo al horno es importante tener caliente el horno desde antes de introducir la pieza de carne. Además, es perfecto si añadimos un poco de vino, verduras y otros ingredientes que bañen con sus jugos a la carne y le aporten sabor, de manera que no se seque.

Por otro lado, siempre podemos recuperar los jugos de la bandeja del horno e ir reutilizándolos, echándoselos de nuevo por encima o reservándolos en una salsera para utilizarlos cuando vayamos a comer. ¡Así también podemos mojar un poco de pan!

Como vemos, hay muchos truquitos que podemos usar para que la carne de cerdo quede tierna y jugosa, aunque una de las cosas principales es asegurarse de que estamos utilizando la mejor materia prima, y que no se trata de una carne de mala calidad. No debemos olvidar que la carne de cerdo ibérico cuenta con unas vetas y una grasa saludable que la hace especial e inigualable a ninguna por su sabor y textura.

Posted in Curiosidades and tagged , , .

8 Comments

  1. Buenos días Francisco, para hacer la carne estofada lo mejor es que la frías un poco antes para sellar la parte exterior y que no se escapen los juegos para que no quede dura. Además, si la cueces demasiado, ¡seguro te quedará dura! Puedes buscar una receta que te indique bien los tiempos para no quedarte corto ni pasarte en la cocción. Por último, también puedes usar la olla rápida, que es más fácil para conseguir una carne tierna y jugosa, ¡un saludo!

  2. Hola! tengo 4 solomillo hermosos ya marinados y pensaba hacerlos al horno con esa cocción larga pero con horno al mínimo mínimo …que me aconsejas????…gracias!!!!

  3. Si te gusta este tipo de cocina, te recomendamos que investigues sobre la cocción a baja temperatura (se cocina el solomillo de cerdo al vacío a una temperatura muy baja) y luego se pasa por la sartén para terminar de sellarlo. ¡Hay muchas recetas sobre este tema en internet! Un saludo 🙂

  4. Buenas Martín, no terminamos de enterder tu pregunta. Si quieres que la carne te quede jugosa a la hora de cocinarla, lo mejor es que sigas los consejos que te dejamos en el post, ¡gracias y saludos!

  5. Buenos consejos… la verdad es que a mi estofada tampoco conseguía que me quedara bien, la sellaré antes a partir de ahora, porque además es uno de mis platos preferidos, especialmente ahora en invierno y acompañado de una buen tinto de los de la DO Utiel Requena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.