Cómo conservar en casa tu jamón ibérico o paleta ibérica Montesierra

Una vez pasadas las fiestas, tenemos muchísimos alimentos que nos han sobrado y que no vamos a consumir inmediatamente, como por ejemplo el jamón ibérico. Si quieres que no se estropee mientras que lo terminas, ¡sigue nuestros consejos!

Si aún no has abierto tu jamón ibérico

Si te han regalado más de una pata y necesitas conservarlo cerrado, ¡sigue leyendo! Antes de abrirlo, un jamón o una paletilla se conservan en perfecto estado durante al menos dos meses. Es muy fácil conservarlos bien, así que si los adquirimos pero sabemos que no los vamos a consumir durante un tiempo, lo mejor es dejarlos en su envase original y guardarlos en un lugar fresco y seco alejado del sol.

Si el jamón o paleta ibérica están empezados

conservac

Si tienes un jamón o una paletilla y quieres conservarlo bien una vez abierto, te recomendamos que lo hagas a temperatura ambiente (entre 20 y 23 grados) y lo coloques en tu jamonero.

Los jamones no tienen fecha de caducidad, pero sí se van resecando. Así que una vez abierto, procura consumirlo en un período máximo de un mes. De esta manera, conservará todo su sabor y no se resecará. También es importante saber que para saborear al máximo nuestro jamón Montesierra, lo mejor sin duda es cortar sólo lo que se va a consumir en el momento.

La temperatura ideal para conservar una pata es entre los 10 y 15 grados, temperatura muy similar a los secaderos de donde vienen. Si el clima de tu ciudad no te permite mantener esa temperatura, busca un rincón adecuado en tu cocina donde no refleje el sol, o en una despensa, que normalmente se mantiene fresca y seca por sí misma.

Algunas veces, en el exterior o alrededor de la carne suele crecer un poco de moho. Pero esto no supone ningún problema y es un proceso natural. A la hora del corte, retiraremos la parte enverdecida y seguiremos disfrutando de nuestro jamón ibérico Montesierra.

Cuando abras el jamón por primera vez, recuerda guardar algunas lonchas de la grasa que vas retirando antes de empezar con las sabrosas lonchas. Éstas servirán para colocarlas encima de la pata cuando termines, y así se conservará hidratada y con todo su sabor.

Los jamones no necesitan frío, por lo que no necesitas meterlo en la nevera. Así que simplemente, puedes envolverlo con papel parafinado o film de cocina, para que no se seque con el aire y después cubrirlo con un paño de algodón, para conservarlo en la máxima oscuridad posible.

Errores que debemos evitar 

A veces, hemos escuchado que es recomendable intentar hidratar el jamón con aceite de oliva u otras grasas, pero es un grave error, ya que eso altera gravemente su sabor.
Si cuando llegue el momento, vamos a hacer taquitos de jamón, recuerda que éstos se conservan muy bien al vacío en una fiambrera o en un sobre hermético. Podemos meterlos en la nevera para cocinar con ellos o tomarlos como tapita.

¡Cualquier forma de disfrutar un jamón o una paletilla Montesierra es buena!

Posted in Curiosidades and tagged , , .

One Comment

  1. Pingback: ¿Se puede congelar el jamón ibérico?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.