Croquetas de jamón ibérico Montesierra

Las croquetas de jamón ibérico son sin duda las protagonistas de la gastronomía española, ¿a quién no le gusta una buena ración de croquetas? Las encuentras en bares y restaurantes de nuestra geografía con todas las formas y tamaños. Pero, ¿no es verdad que marca mucho la diferencia cuando se elaboran de forma casera? Compra tu jamón ibérico Montesierra y ponte manos a la obra, ¡verás qué buenas!

Los taquitos de jamón ibérico Montesierra son perfectos para hacer croquetas

INGREDIENTES ( 20 croquetas aprox.)
800 ml de leche entera
1 hueso de jamón
55 g de mantequilla
45 g de aceite de oliva
165 g de cebolla
95 g de harina
100 g de jamón ibérico Montesierra
2 huevos
Aceite de oliva, pan rallado y nuez moscada.

MODO DE ELABORACIÓN

Primero, en un cazo ponemos a hervir el hueso de jamón dentro de la leche y lo dejamos a fuego suave unos 15 minutos. Mientras tanto, picamos la cebolla lo más fina posible y también el jamón ibérico.

Cuando lo tengamos todo preparado, ponemos la mantequilla y el aceite en una sartén y ponemos a pochar la cebolla. Una vez que ésta esté transparente, añadimos el jamón y rehogamos todo junto. Cuando se han integrado ambas cosas, añadimos la harina y removemos con cuidado de que no se queme, aunque asegurándonos bien de que se hace (si no, luego queda un desagradable sabor a harina).

Ahora es momento de retirar el hueso de jamón, coger la leche y empezar a verterla en la sartén lentamente mientras removemos y hacemos la bechamel. No se puede dejar de remover en ningún momento para que no se formen grumos.

Una vez lista, probamos y añadimos un poco de sal si es necesario, así como una pizca de nuez moscada y vertemos en un recipiente bajo y lo más extenso posible para que se enfríe la masa.

Una vez fría, con dos cucharas, vamos sacando un poco de masa cada vez y haciendo las croquetas al tamaño que más nos guste (preferiblemente de bocado). Luego, pasamos por huevo y pan rallado… ¡y listas para freír!

Las croquetas de jamón ibérico se pueden congelar tranquilamente y sacarlas directamente para freír. Una vez empanadas, podemos guardarlas directamente y sacarlas justo en el momento de freírlas. ¡Quedan buenísimas!

Posted in Recetas ibéricas and tagged , , , .

One Comment

  1. Pingback: Cuatro tapas con jamón ibérico (no de jamón ibérico)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.