Identificar un jamón ibérico de calidad a simple vista es un arte, ¡te damos algunos trucos!

Si eres de los que llega a la tienda a comprar un jamón ibérico y no tiene ni idea de por donde empezar, has llegado al lugar adecuado. Solo observando una pieza de jamón ibérico por fuera puedes hacerte una idea de su calidad si sabes mirar bien.

La calidad de un jamón ibérico depende en gran medida de la alimentación del animal así como por la pureza de su raza. De esta forma, no será lo mismo un jamón ibérico 50% ibérico de cebo que un jamón de bellota 100% ibérico. Por ello, lo primero que tenemos que ver es qué tipo de jamón ibérico estamos buscando, nuestro presupuesto y para qué lo queremos.

Por otro lado, la calidad también depende del cuidado del fabricante y los artesanos que se encargan del todo el proceso desde la dehesa hasta la mesa. Acudir a una marca referente en el sector y de confianza como es Montesierra desde hace varias décadas, también es una garantía.

Características concretas para saber que un jamón ibérico es de buena calidad:

La forma de la pata de jamón

Aunque pienses que cuanto más grande es un jamón ibérico mejor, en realidad importa más la forma de la pata que su peso. Cuando los jamones ibéricos (sin importar si son bellota o cebo) son alargados con una longitud de unos 90 centímetros y tienen una caña fina de unos cuatro o cinco centímetros, estás ante un buen jamón. ¡Te interesa!

 

 

Además, la pezuña suele ser negra, aunque no siempre esto es una garantía ya que hay razas que no son ibéricas que la tienen igual. Lo que sí es una buena señal es que la forma redonda de la pezuña supone que el cerdo ha sido criado en el campo (mientras que si no es redondeada, probablemente no es así).

Una pata alargada con caña fina suelen ser las características de un jamón ibérico de buena calidad

El tocino

Debes poder diferenciar un color dorado y muy brillante en el color de la pata y el tocino debe ser muy blando y jugoso. Cuando estamos ante jamones que están un poco “duros” y el tocino no se rompe de forma fácil esto puede ser un indicativo de que ha sido alimentado con pienso de baja calidad. Por eso, si estamos buscando la pista definitiva para encontrar nuestro jamón ibérico perfecto, debemos fijarnos en que la grasa es muy oleosa y si apretamos con el dedo, debe ceder fácilmente.

La etiqueta del jamón ibérico y su brida

De este tema ya hemos hablado muchas veces, ¡pero no puedes olvidarte de ello! Por eso, si quieres saber cómo identificar los jamones ibéricos por su pureza y también por la alimentación del animal, lo mejor es que te leas esta guía completa. 

Jamón ibérico de bellota

Si a pesar de realizar este análisis de la pata en la que te has fijado necesitas ayuda de un profesional que te ayude y te asegure un jamón ibérico inigualable, en Montesierra nuestro profesionales carniceros y maestros cortadores te ayudan en todo lo que necesites de forma personalizada. Por ello, no dudes en acudir a nuestras tiendas o escribirnos por redes sociales si vas a realizar tu compra online. Y si además quieres descubrir como seleccionamos y preparamos nuestros pedidos para que te llegue a casa perfecto, puedes verlo en este vídeo explicativo:

Posted in Curiosidades.