Montaditos ibéricos de morcilla y butifarra para ganarte a tus invitados

Los ibéricos son productos de calidad y muy versátiles a la hora tanto de presentarlos como de comerlos. Además de tapas, raciones o tablas ibéricas, podemos encontrar una forma más que deliciosa de tomarlos tanto en el desayuno como en la comida o la cena. ¿Cuál es esta maravillosa elaboración? Los montaditos.

Los montaditos son bocadillos o rebanadas de pan de pequeño tamañó perfectos para tapear o acompañar con una cerveza o vino. Los encontramos de toda clase, aunque sin duda los más ricos y populares son los que se elaboran con ibéricos. Además de chorizo, jamón o salchichón ibérico, existen otras posibilidades deliciosas. Hoy te dejamos algunas recetas de montaditos para que los disfrutes al máximo.

 1. Montadito de butifarra ibérica asada. La butifarra ibérica es sabrosa y suave por sí misma. De esta forma, sabiendo cómo trabajar con ella, conseguirás unos montaditos fáciles de preparar y deliciosos. Para hacerlos, solo hay que pasar la butifarra por las brasas y dejar que se cocine sin que se haga demasiado. Luego, caliente todavía, la colocaremos sobre el pan de montadito.

2. Montadito de morcilla ibérica con cebolla caramelizada. Este montadito es un poco más elaborado, pero el resultado merece la pena. Lo primero que hacemos es poner la morcilla ibérica jerezana en la plancha, para darle un toque de calor y que se quede crujiente por fuera. Luego, caramelizamos un cebolla y reservamos en un bol. Para emplatar el montadito, ponemos medio pan de mollete sobre un plato, colocamos la morcilla encima y ponemos una cucharada de la cebolla encima: ¡listo para comer!

3. Montadito de butifarra ibérica blanco con tomate. Si has probado alguna vez el pantumaca, seguro que este mondadito te encandilará. Se trata simplemente de restegar el pan con un poco de tomate natural y aceite de oliva. Luego, colocaremos la butifarra cortada en lonchas por encima y ¡ya está! Es muy fácil y perfecto para toda la familia.

4. Montadillo de morcilla con queso de cabra. Se trata de otro montadito caliente. Por eso, para elaborarlo también ponemos la morcilla a la plancha. Luego, cuando esté todavía muy caliente hacemos el montadito de la siguiente manera: una rebanada de pan tostado, una loncha de rulo de queso de cabra y dos lonchas de morcilla ibérica. Poco a poco el queso irá tomando la temperatura del resto de ingredientes y quedará delicioso.

5. Montaditos de morcilla, queso tierno y membrillo. ¿Alguna vez has escuchado que el membrillo y el queso juntos saben a beso? Pues si, además, le incluimos a la ecuación un poco de morcilla ibérica a la plancha, conseguimos un bocado celestial. Lo único que hay que hacer es cortar el pan y tostarlo un poco, poner la morcilla asada, un triángulo de queso encima y una fina loncha de membrillo: ¡déjate sorprender!

Como ves, los productos ibéricos gozan de una excelente versatilidad y es posible encontrar sabores increíbles que nunca antes te habrías planteado. La morcilla y la butifarra son dos productos muy apreciado, que además de para tapeo y guisos, son perfectos para elaborar entrantes gourmet por un precio muy razonable. ¿Te han gustado las ideas?

Posted in Curiosidades and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.